Video zone

Loading...

sábado, 9 de abril de 2016

Así empezaba mi sueño. (Música Celta y un trébol de cuatro hojas)

  Video violinistas Celtas

Supe que dejaría de ser un sueño cuando terminé la u y me convencí de ello el día que encontré un trébol de cuatro hojas.

 Era aproximadamente las 10 de la mañana y caminaba en compañía de mi amigo Guille hacia un conocido sector comercial llamado la Bahía a ¨hacer una vuelta¨ en el trayecto un sonido al girar la esquina llamó mi atención y fui en busca de este, eran dos violinistas extranjeras de belleza fresca y con un talento excepcional junto a un percusionista que estaban viajando por América del sur haciendo arte en las calles para sustentar su viaje. El tipo de música que entonaban era leído de un libro de partituras titulado ¨CELTIC AND MORE violin duets¨ lo más raro fue encontrarlos en esa zona deleitando a transeúntes que se paraban a verlas y escuchar sus tonadas. 
Las monedas caían dentro del estuche de uno de los violines mientras ellas entonaban las partituras con sus instrumentos, fue divertido y pude sentir como si se tratara de una señal, pero la medité en silencio, colaboré con su viaje y seguí mi camino junto a Guille para ¨terminar con la vuelta¨.


 Saliendo de la Bahía hicimos uso del producto turístico llamado ¨Turismo en el Golfo¨ con fines profesionales, el cual tiene un costo de $10 por persona que incluye el traslado en una lancha turística, por el malecón 2000 hasta el Parque histórico de Guayaquil, la guianza en el bote, el recorrido guiado por el Parque histórico, la visita a la Isla Santay y el retorno al Malecón 2000 un producto que está en Beta y que seguro irá mejorando con estudios pero muy divertido y aceptable para el costo. Llegábamos al Parque histórico y la guía nos invitó a seguirla, y así lo hicimos. Conversábamos con Guille sobre mejoras del producto y le he compartido parte de lo que tenía en mi mente en ese momento, le he dicho a mi me gusta la vida en el campo, en el bosque criando animales viviendo del turismo y del agro, y él me contaba que su mamá se había encontrado hace un tiempo un tré... y allí estaba el trébol de 4 hojas frente a mis ojos en una maceta cerca de la casa de campo que está en Parque histórico  -mira dónde te vine a encontrar- fueron mis palabras. 


Les presento mi trébol de 4 hojas.
Desde que lo encontré la gente a mi alrededor me decía tiene buena suerte! -se va a ganar la lotería- jaja me reía con todas mis fuerzas por la energía que se había movido todo ese día, de maneras inexplicables empezando por las violinistas, las conversaciones, el trébol y los deseos de bien de las personas para conmigo. 








Llegamos a Isla Santay y trataba de mantener hidratado mi amuleto al menos hasta llegar al Malecón 2000 y no se me dañe para luego ir a emplasticarlo -jaja- me había vuelto loco y todo me daba risa no podría explicar toda la energía revuelta dentro de mi existir pero era una mezcla entre felicidad, euforia, incredulidad, misticismo, una de esas pocas emociones que recordaré hasta el último de mis días, tenía la aprobación de la Pacha Mama y prueba de ello era el trébol que llevaba conmigo. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario